El difícil camino para consagrar el derecho al aborto en la Constitución francesa

El difícil camino para consagrar el derecho al aborto en la Constitución francesa

Está previsto que la Asamblea Nacional de la Cámara Baja de Francia vote en los próximos días dos propuestas rivales para inscribir el derecho al aborto en la Constitución. Una iniciativa de ley está redactada por el partido de extrema izquierda Francia Insumisa y la otra por Renacimiento, el movimiento político del presidente Emmanuel Macron. Incluso con la aprobación de una de ellas, el camino a recorrer está plagado de divisiones políticas y procedimientos parlamentarios complejos.

La sobreviviente francesa del Holocausto y defensora de los derechos de las mujeres, Simone Veil, impulsó una ley para despenalizar el aborto cuando se desempeñó como ministra de Salud. La Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que se conoció como “Ley del Velo”, fue adoptada el 17 de enero de 1975.

Pero poco después de que la Corte Suprema de Estados Unidos anulara el histórico fallo Roe vs. Wade el pasado junio, la Asamblea Nacional francesa debate si el país debería proteger ese derecho en su propia Constitución.

Como resultado, se presentaron dos enmiendas por separado, una del partido de extrema izquierda Francia Insumisa y la otra del partido Renacimiento, del presidente Emmanuel Macron.  Ambas serán debatidas por los diputados el 24 y 28 de noviembre, respectivamente.

“Ninguna mujer puede ser privada del derecho” al aborto, reza la propuesta del partido Renacimiento. La iniciativa de Francia Insumisa es similar, pero incluye el derecho a la anticoncepción y afirma que “nadie puede infringir el derecho al aborto y a la anticoncepción”.

Algunos legisladores de partidos de derecha ven los proyectos de ley como reacciones instintivas a un derecho legal que, según ellos, no está amenazado en Francia.

Otros, como el parlamentario de Francia Insumisa, Adrien Quatennens, consideran la anulación de Roe vs. Wade como una bandera roja y prefieren tomar medidas preventivas. “A la luz de la situación en Estados Unidos, este derecho debe estar protegido en la Constitución porque el futuro es incierto en cuanto a si podría verse amenazado”, sostuvo Quatennens al diario ‘Le Monde’.

Un panorama político dividido

El partido oficialista y la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES), un grupo paraguas de izquierda que incluye a Francia Insumisa, parece haber llegado a un consenso.

Sin embargo, los parlamentarios de los partidos de derecha como Los Republicanos o la Agrupación Nacional, de extrema derecha, se debaten entre posturas conservadoras, incluso antiaborto, y más progresistas en otros temas.

El diputado Aurélien Pradié, de Los Republicanos, expresó recientemente su apoyo al proyecto de ley: “Espero que podamos votar para constitucionalizar este derecho”, aseguró a ‘Sud Radio’.

No obstante, su opinión contrasta con la del dirigente de su partido político, Bruno Retailleau, que en un mensaje en su cuenta de Twitter dejó clara su renuencia a consagrar el derecho al aborto en la Carta Magna.

Marine Le Pen, que hasta hace poco encabezaba el partido de extrema derecha Agrupación Nacional, siempre ha expresado sus reticencias. “No somos Estados Unidos. Ningún partido político en Francia pide la abolición del derecho al aborto. Realmente no entiendo qué peligro está tratando de abordar este proyecto de ley”, afirmó al periódico francés ‘Journal du Dimanche’ el pasado 13 de noviembre.

Pero este jueves 24 de noviembre, en víspera del debate, la ultra derechista se mostró a favor de la medida. Una posición que sorprendió tanto a sus adversarios políticos como a miembros de su propia formación.

Archivo: Marine Le Pen el 31 de octubre de 2022 en la Asamblea Nacional francesa.

Archivo: Marine Le Pen el 31 de octubre de 2022 en la Asamblea Nacional francesa. © Geoffroy VAN DER HASSELT / AFP

Durante su campaña a la Presidencia, en 2012, Le Pen insinuó terminar con el reembolso estatal de los abortos y declaró que creía que algunas mujeres usaban la interrupción voluntaria del embarazo como un método anticonceptivo, tras hablar de “abortos de comodidad”. Sus palabras siguen siendo polémicas.

Otros miembros de Agrupación Nacional se oponen de forma abierta e incondicional a la idea. Algunos de ellos llegaron incluso a comparar los abortos realizados a las 14 semanas (ahora legales en Francia) con “los genocidios de Armenia y Ruanda y el Holocausto”.

El obstáculo en el Senado

Desde que se adoptó la actual Carta Magna de Francia en 1958, solo se han realizado 24 revisiones, la última fue aprobada en 2008. Estas incluyen el derecho al sufragio universal directo, aprobado en 1962, y la limitación de los poderes presidenciales a dos mandatos consecutivos.

Para que la Constitución pueda ser enmendada, es necesario contar con aprobación de la Presidencia, la aprobación de ambas Cámaras del Parlamento, la Asamblea Nacional y el Senado, además de una aprobación del texto final por una mayoría de tres quintos de ambos cuerpos legislativos. Otra opción es realizar un referendo, pero solo después de que las dos asambleas hayan votado a favor del proyecto de ley.

Esto significa que incluso si uno de los textos fuera aprobado por la Asamblea Nacional, aún quedaría un largo camino por recorrer antes de que el derecho al aborto sea incluido en la Constitución.

Y hasta ahora, las mociones para hacerlo han sido rechazadas por el Senado francés.

Archivo-Miles de personas se manifestaron en Francia el sábado 2 de junio de 2022 para protestar contra la decisión de la Corte Suprema estadounidense de revocar la sentencia Roe vs. Wade, que garantizaba el derecho al aborto a nivel federal en Estados Unidos.

Archivo-Miles de personas se manifestaron en Francia el sábado 2 de junio de 2022 para protestar contra la decisión de la Corte Suprema estadounidense de revocar la sentencia Roe vs. Wade, que garantizaba el derecho al aborto a nivel federal en Estados Unidos. © Christophe Archambault/AFP

En declaraciones a France 24, la senadora Mélanie Vogel del partido Europa Ecología Los Verdes explicó que desde que se aprobó la ‘Ley del Velo’ de 1975, “los senadores de derecha siempre se han opuesto a varios avances relacionados con el derecho al aborto”.

 “(La derecha) se opuso al reembolso de los costos del aborto, a la extensión del plazo legal y a la criminalización de cualquier interferencia” en un embarazo, subrayó, pero ella sigue siendo optimista.

Los senadores de derecha rechazaron la propuesta del partido de Vogel de proteger el derecho al aborto en la Constitución, el 19 de octubre.

Pero aún así, la “oposición al final no fue tan fuerte”, remarcó, al referirse a los 139 que votaron a favor.

Este artículo fue adaptado de su original en inglés

 

Publicado originalmente en https://www.france24.com/es/europa/20221124-el-dif%C3%ADcil-camino-para-consagrar-el-derecho-al-aborto-en-la-constituci%C3%B3n-francesa.

Noticias de última hora:

Recibe noticias de última hora

Noticias de Última Hora

alerta.pe

Te ayudamos a mantenerte informado y estar seguro.

Noticias

Gobierno

Regiones

©[#this year :%Y], Alerta Perú. Algunos derechos reservados.